Entrada destacada

Dragón del Sur Dojo

Dragón del Sur es un dojo ubicado en el pueblo de Epuyén, provincia de Chubut (Patagonia Argentina) creado como un espacio para la difusión ...

miércoles, 20 de enero de 2016

Dragón del Sur Dojo

Dragón del Sur es un dojo ubicado en el pueblo de Epuyén, provincia de Chubut (Patagonia Argentina) creado como un espacio para la difusión y la práctica de artes marciales, terapias alternativas y otro tipo actividades físicas y espirituales.

Dragón del Sur va a ser un Dojo de 121 metros cuadrados construido en su mayor parte con materiales naturales, ya que sus paredes serán de madera y barro, utilizando técnicas ancestrales mejoradas por los conocimientos tecnológicos actuales, propios de la bioconstrucción que se redescubre cada vez más, y muy especialmente en la Patagonia.

Dragón del Sur Dojo está siendo construido por el profesor Federico Ferrero. El profesor Ferrero recorre el camino de las artes marciales y, en particular, de artes marciales japonesas o Budo, desde hace más de 19 años. Comienza su formación en artes marciales a través de la práctica del Judo en Argentina, con el Sensei Vicente Nogueroles (8vo Dan) y el Sensei Felipe García (6to Dan) para luego, tras emigrar a España, continuar con el Maestro Justo Nuñez Espada (7mo Dan), con el que se gradúa como cinturón negro 1er Dan y luego 2do Dan, formándose también como Profesor Regional y 1er Dan de Defensa Personal. Desde entonces se dedica a la enseñanza del Judo como actividad extraescolar en diversos colegios españoles.

En España, tras 10 años de práctica, decide ampliar sus horizontes marciales, y sin dejar de entrenar y enseñar Judo, vuelve a ponerse el cinturón blanco para comenzar a aprender Aikido Aikikai y Karatedo estilo Shito Ryu.

Al retornar a Argentina continúa formándose en Judo a través de los cursos impartidos por la Federación Metropolitana de Judo y la Confederación Argentina de Judo, especializándose en el estudio de katas poco practicadas.

En Aikido, empieza a aprender con el Fukushidoin José Manuel López Redondo (3er Dan) con el que llega a graduarse como 1er Kyu tras 5 años de práctica. Al retornar a Argentina, bajo la tutela del Shidoin Gino Colagiovanni Sensei (5to Dan Aikikai) se incorpora a Aikidojo, dojo adherido al Centro de Difusión de Aikido, con el que finalmente se gradúa como 1er Dan de Aikido Aikikai y donde imparte clases a los más chicos hasta mudarse a la Patagonia.

En Karatedo comienza a aprender el estilo Shito Ryu con el Maestro Ponte García (4to Dan), con el que llega a graduarse como 1er Kyu y preparar su examen de cinturón negro, que termina rindiéndo en Argentina. En este país continúa la práctica de Karatedo Shito Ryu con Kyoshi Horacio Machado (8vo Dan) recibiendo también paralelamente clases de Iaido y Kobudo.

Al mudarse a la Patagonia, su lugar de origen, el profesor Ferrero continúa impartiendo clases de Aikido en El Recinto de El Bolsón (provincia de Río Negro), Judo en la Escuela Secundaria de Epuyén y Karatedo y defensa personal en el Polideportivo Municipal de este pueblo.

Tras mucho esfuerzo, el apoyo incondicional de su familia y sus maestros, logra poner en marcha el proyecto de construcción en Epuyén de Dragón del Sur Dojo, como un lugar concebido para enseñar y aprender diferentes disciplinas marciales, al tiempo que dar la posibilidad a que otros también lo hagan como profesores o como alumnos.

Ubicación y cómo llegar


La dirección de Dragón del Sur Dojo es c/ Los Cipreses del Pirque Nº496, Epuyén, provincia de Chubut, departamento de Cushamen, en la región conocida como Comarca Andina del paralelo 42, parte de la Patagonia Argentina.

  • Cómo llegar

La forma más simple de llegar a Epuyén en vehículo y por tierra es a través de la Ruta Nac. 40, (ex ruta 258) siguiéndola hasta el kilómetro 1866. Allí encontrará dos accesos muy próximos uno de otros, uno de ellos, perpendicular a la ruta, lo conforma la Avenida Los Halcones, de ripio (piedra) y de doble mano, en donde se encuentra la oficina de información turística del pueblo y, justo al lado, la única estación de servicio (gasolinera) del pueblo.
 
Epuyén - Dragón del Sur Dojo
Epuyén, Comarca Andina del Paralelo 42, Chubut, Patagonia Argentina.

Entrando por la Avenida los Halcones, deberá doblar en la primera calle que vea a su izquierda, bajando por esta durante 4 calles, y la 5ta calle es Los Cipreses del Pirque, la que tiene que tomar a la derecha, llegando a pocos metros a Dragón del Sur Dojo. Se reconoce fácilemnte porque su construcción característica, elevada de doble altura y techo a dos aguas con "un toque" oriental.

Dragon del Sur Dojo - Cómo llegar, ubicación
Ubicacion de Dragón del Sur Dojo en el pueblo de Epuyén, Chubut, Argentina.

Las localidades más cercanas de Epuyén son:
  • Hacia el Norte, el pueblo de El Hoyo a 27 km (que incluye los parajes de El Pedregoso y Golondrinas) y El Bolsón a 40 km (incluyendo el paraje de Mallín Ahogado y Los Repollos), por la RN40, por la que se puede, 120 km más adelante, llegar hasta San Carlos de Bariloche. Hacia el Noroeste, Lago Puelo a unos 40 km (incluyendo a paraje Entre Ríos), primero por la RN40 y desviándose luego del El Hoyo por la RP16.
  • Hacia el Suroeste, el pueblo de Cholila a 36 km, por la RP71.
  • Hacia el Este, el pueblo de El Maitén, a unos 35 km por la RP70.
  • Hacia el Sur, la ciudad de Esquel, a 120km por la RN40 y al final por la RN259 y más adelante el pueblo de Trevelin, a 147 km.

martes, 19 de enero de 2016

Judo Epuyén

El judo es un arte marcial japonesa moderna (gendai budo) fundada por el maestro Jigoro Kano. Se la reconoce como el primer arte marcial moderna de japón y, a su vez, la primera concebida también paralelamente como un deporte de lucha, transformándose luego en el primer deporte olímpico del este país y primer arte marcial en ingresar como deporte a los juegos olímpicos.

Dentro de los deportes de combate, el judo se encuadra en la subcategoría de los deporte de lucha. Pero su ideal es totalmente contrario a la oposición del a fuerza contra la fuerza: implica el aprovechamiento de la fuerza del otro, de la fuerza de gravedad y del "ki" en general, para lograr derribar al contrincante o controlarlo en el suelo desarrollando la máxima eficacia con el mínimo esfuerzo posible, ideal perseguido en definitiva por toda técnica deportiva. Por eso el término "judo" significa "camino" o "vía" (do) de la "suavidad", "flexibilidad" o de lo "blando" (ju).

El judo se compone de una gran variedad de técnicas, si bien solo un porcentaje reducido puede utilizarse en su faceta deportiva para evitar lesiones propias o a los rivales. Por tanto, una gran parte de las técnicas de judo solamente se utilizan en el contexto de la práctica controlada, con aplicaciones para la defensa personal.

Las técnicas que se practican en judo se desarrollan tanto en pie como luchando en el piso o suelo, y se engloban en los siguientes grupos: los lances o arrojes del contrario al suelo, el control que posibilita la luxación de articulaciones, las estrangulaciones, las inmovilizaciones o retenciones (control del contrincante en el suelo) y los golpes o patadas (poco utilizadas).

Desde un punto de vista más amplio, se persigue el desarrollo personal a través del "do" de la "no resistencia" (ju) a todos los niveles de la vida. Lo que el maestro Jigoro Kano llamaba "el gran judo" se contrapone al "pequeño judo", que sería el que se practica técnicamente dentro del tatami.

  • Judo Abierto a la Escuela en Epuyén
En el contexto del proyecto "Escuela Abierta" del Ministerio de Educación de la provincia de Chubut, el profesor Federico Ferrero está impartiendo clases de Judo en la escuela secundaria Nº774 del Municipio de Epuyén, bajo el programa titulado "Judo abierto a la escuela".

Las clases de Judo Epuyén serán a su vez impartidas también a niños y adultos en Dragón del Sur Dojo por el mismo docente, 2do Dan y Profesor de Judo, titulado por la Federación Española de Judo, dependiente de la Federación Mundial de este deporte de lucha olímpico.

Karatedo Epuyén

El karatedo es un arte marcial japonesas moderna (gendai budo) desarrollada por distintos maestros en estilos diferentes, con una raíz común a partir del arte marcial okinawense conocido como "te", a su vez con influencias chinas.

Algunos de los maestros que desarrollaron el karatedo en sus inicios fueron Gichin Funakoshi (estilo Shotokan), Kenwa Mabuni (estilo Shito Ryu), Chōjun Miyagi (Goju Ryu), Sokon Matsumara (Shorin Ryu), Kanbun Uechi (Uechi Ryu) o Masutatsu Oyama (Kyokushinkai) entre muchos otros.  Estos fueron instruidos o influenciados a su vez por grandes maestros anteriores, como Yasutsune Itosu (línea Shuri-Te) o Kanryo Higaonna (línea Naha-Te).

Karatedo significa literalmente el "arte" o "camino" (do) de la "mano" (te) "vacía" (kara), en su acepción más conocida. Pero esta traducción solamente roza la profundidad de lo que implica el karatedo, que puede indicar desde el uso de técnicas sin armas (de allí lo de "mano vacía") a las referencias que se dan entre el "vacío" y la iluminación que se alcanza con la meditación.

Desde la técnica, el karatedo se centra principalmente en el uso de golpes de puño y patadas, pero también (y dependiendo del estilo) en barridos, estrangulaciones, luxaciones, ataque a puntos vitales (kyusho) y otras técnicas. Al mismo tiempo, el karatedo tiene una variante de aplicación deportiva, en la que las reglas limitan sobremanera las técnicas que pueden ser utilizadas en beneficio de la seguridad de los competidores.

La práctica del karate utiliza las técnicas arriba mencionadas principalmente en el contexto de dos procedimientos de entrenamiento: el combate o lucha, conocido como "kumite", y las "katas", especie de coreografías de movimientos predefinidos en ritmo y forma, con aplicación marcial, practicadas tanto individualmente como en grupo. Paralelamente a todo ello, se practican ejercicios con las técnicas básicas, repetidamente hasta conseguir cierto dominio que permite realizar cada vez mejor los kumites y las katas.

El karatedo, sin embargo y como ya mencionamos al hablar del significado etimológico del término, no se limita a las técnicas, como ocurre con todas las artes del budo bien entendidas. Su aspecto espiritual es muy rico y profundo, si bien se ha ido dejando cada vez más de lado (lamentablemente y en muchos casos) en favor del aspecto deportivo o de la defensa personal, pese a que todas estas facetas del karatedo pueden y deberían ser efectivamente practicadas como un conjunto indisociable y armónico, porque así fueron concebidas por sus fundadores.

  • Karatedo Epuyén en Dragón del Sur
El karatedo impartido en Dragón del Sur es del estilo Shito Ryu, dictado por el profesor Federico Ferrero, 1er Dan de este estilo. Actualmente se dictan clases de karatedo y aplicaciones de defensa personal en el polideportivo Municipal de Epuyén.

Karatedo Epuyén, a través de Dragón del Sur Dojo, está asociada a la World Budo Shito Ryu Hachi-O-Kai Organization.


Nuestro maestro y director de la organización, Kyoshi Horacio Machado, es 8vo Dan de Karatedo Shito Ryu, 7º Dan Karatedo Hachi-O-Kai World Budo Federation, 7º Dan Ryu Kyu Kobudo, 5º Dan Iaido Tora Ryu y 1º Dan Ninpo Yukibushi. World Budo Shito Ryu Hachi-O-Kai Organization tiene su dojo central en calle 16 N°5249 Berazategui, Buenos Aires, con cede en el Club Juventud de Wilde, calle Lartigau 47, Wilde, Avellaneda, Buenos Aires. Para más información sobre World Budo Shito Ryu Hachi-O-Kai Organization, visite su página de Facebook aquí.

Aikido Epuyén

Aikido es un arte marcial moderna de origen japonés (gendai budo), fundada por el Shihan Moriteru Ueshiba, maestro conocido por el título de "O Sensei" ("Gran Maestro").

El aikido, como toda arte marcial compleja y profunda, es difícil explicarla en la teoría, más aún para aquellos que no la han experimentado en la práctica, porque no deja de ser una vivencia personal que cada uno tiene diferente a las demás, e incluso a las que uno mismo a vivido en otro momento y lugar.

Teniendo en claro lo anterior, igualmente podríamos decir que, desde el aspecto físico-técnico, el aikido es una disciplina que utiliza técnicas de defensa contra ataques sin armas y con armas blancas (cuchillo, palo, sable japonés o katana). Estas técnicas se basan en controles a las articulaciones y lances o arrojes del contrario, tratando de evitar el uso de golpes y patadas (los cuales, sin embargo, permanece implícitos por innecesarios). Además de con las manos desnudas, se practica también con cuatro armas blancas de madera: réplicas de una katana (bokken) réplica de un "tanto" o cuchillo japonés y un palo mediano llamado "jo". Para ello se aprende tanto diversos ataques pasibles de defensa, como formas de caer al suelo sin lastimarse ("ukemi").

Sin embargo, el aspecto físico y técnico es solo una parte de lo "marcial" en aikido. Aikido es la vía, método o disciplina ("do") para alcanzar una armonía ("ai"), con uno mismo y los demás, a través del correcto uso de la energía en general ("ki"). Para poder perseguir ese cometido, en las prácticas ("keiko") de aikido es imprescindible un entorno de respecto de los demás y de las jerarquías propias del budo, que se traduce en un ceremonial o protocolo sin el cual el aikido no sería lo que es. Entorno que, en la arquitectura, se da dentro de un Dojo.

Así, el término "aikido" se ha traducido literalmente como el camino, vía, método o disciplina ("do") para la armonización o unión ("ai") con la energía universal ("ki"). No obstante lo cual, y en su conjunto, una traducción más correcta sería el arte ("do") de la paz ("aiki"), lo cual explica más claramente el ideal que persigue el aikido: la defensa obviando la fuerza y convenciendo al atacante para que desista de su ataque, al darse cuenta de que los mismos son inútiles.

  • Aikido en Dragón del Sur
En lo que respecta al aikido, Dragón del Sur Dojo se llama Aikidojo Epuyén, ya que depende de Aikidojo, dojo fundado por el Shidoin Gino Colagiovanni Sensei, 5to Dan de aikido impartido por Hombu Dojo Aikikai de Japón. Aikidojo está adherido al Centro de Difusión del Aikido (CDA) en Argentina, fundado por Masafumi Sakanashi Shihan (7mo Dan) y actualmente, tras su fallecimiento, dirigido por su hijo, Leonardo Sakanashi Sensei. Puede visitar la página oficial aquí del Centro de Difusión del Aikido aquí.



Aikidojo tiene su dojo central en Wilde, calle Condarco 1843, estando las clases principales impartidas por el propio Sensei Gino Colagiovanni, y también por otros de sus alumnos instructores en diferentes horarios. Para más información al respecto, visite la página oficial de Aikidojo aquí o en Facebook aquí.

http://www.aikidojo.com.ar/

¿Que es un Dojo?

Literalmente la palabra japonesa "dojo" se puede traducir como "lugar donde se practica el Do". Por su parte, una traducción habitual, simple y poco profunda del término japonés "Do" es la de "camino" o "vía", también "método" o "disciplina". Sin embargo, la palabra "do" es de un significado sumamente complejo, al punto de ser el equivalente del chino "Tao", asociado con la iluminación.

Precisamente, los dojos eran originalmente lugares para la meditación durante la práctica de budismo zen, y luego se extendieron a las artes marciales como lugar de práctica, pero sin perder su significado original de "Lugar de la iluminación" o "lugar del despertar".

Dicho de otra forma, un dojo es un lugar donde se accede a la comprensión profunda y espiritual de las cosas, gracias a la meditación que forma parte ineludible de la prácticas de las artes marciales japonesas o "budo".

De allí que se haya definido a diferentes formas de budo como "meditación en movimiento", meditación que también se practica de forma tradicional en "zazen" (meditar sentado) como una técnica marcial exenta ya del contenido religioso del budismo, pero que persigue fines similares: conocerse a uno mismo y a todo lo que nos rodea. Al mismo tiempo, la meditación fue adaptada y utilizada antaño por los guerreros japoneses (samurais) como una forma de perder el miedo al enemigo y la muerte que se experimentaba durante los enfrentamientos bélicos, aumentando las chances de eficiencia y supervivencia de los combatientes. Esta característica de las artes marciales, actualmente sin sentido práctico en la guerra para aquellos que somos civiles, se aplican igualmente en el dojo para trasladarlas juego a la vida cotidiana fuera del mismo, ayudándonos a superar los retos del día a día.

lunes, 18 de enero de 2016

Defensa personal o autodefensa

Entre los derechos humanos más ancestrales, quizás el más antiguo de todos es del derecho a la legítima defensa. En un mundo como el actual, lamentablemente violento en muchos contextos, la defensa propia o autodefensa cobra todavía una mayor relevancia.

Pero hay que ser realista: desde la existencia de las armas de fuego, defenderse contra cualquier ataque es una utopía para el ciudadano moderno. Eso, contrariamente a lo que pudiera pensarse en principio y por varias razones, no quita valor a la defensa personal. ¿Qué sentido tiene entonces la defensa personal "marcial", sin armas, en el mundo moderno? Pasemos a explicarlo.

En primer lugar, la defensa personal sigue enseñándonos cuándo es posible defendernos y cuándo no. Es decir, saber cuándo tenemos una oportunidad y cuándo lo que parece una oportunidad es en realidad un riesgo que no debemos correr. Dicho de otra forma: cuándo podemos apostar para ganar y cuándo no conviene apostar, porque lo que podemos perder es insustituible (nuestra vida, la vida de un ser querido, etc.)

En segundo lugar, la defensa personal no trata solamente de los aspectos técnicos (es decir, cómo evitar un golpe, una cuchillada, etc.) sino, antes bien, de los aspectos tácticos y estratégicos. En resumidas cuentas, podemos decir que con defensa personal aprenderemos a anticiparnos a situaciones peligrosas y evitarlas, sin llegar al riesgo de tener que enfrentarnos a un ataque directo. Es decir, defensa personal, contrariamente al mito que muchos han difundido erróneamente, no significa aprender a pegarle a los demás, sino a evitar un ataque. ¿Y qué mejor forma y más eficiente forma de defendernos que lograr de antemano que un enfrentamiento no se produzca? Para ello, la estrategia nos dará una visión "amplia" y la táctica una visión de "intermedia", para poder anticiparnos  y dominar acontecimientos potencialmente perjudiciales para nosotros.

En tercer lugar, la práctica de autodefensa nos dará confianza. Es decir, ni temeridad ni cobardía, confianza basada en el conocimiento que otorga la práctica constante. Esta confianza nos permitirá desenvolvernos mejor no solamente ante las situaciones peligrosas que se dan durante una agresión física, sino también a las que habitualmente nos enfrentamos en el trabajo o en la rutina diaria, en las cuales no hay que "pegar" sino buscar una solución que nos evite más problemas.

  • Defensa Personal en Dragón del Sur
Las clases de defensa personal en Dragón del Sur Dojo están impartidas por el profesor Federico Ferrero, 1er Dan de defensa personal, 2do Dan de Judo (Federación Española de Judo), 1er Dan de Karatedo (Federación Argentina de Karatedo) y 1er Dan de Aikido (Aikikai Hombu Dojo Japón). Su variada experiencia marcial le permiten tener una visión amplia de los posibles ataques y defensas existentes, y su formación específica en defensa personal, aplicar no sólo técnicas, sino también tácticas y estrategias para sortear problemas que no se limitan a las meras agresiones que uno puede sufrir en la calle.